Páginas vistas en total

lunes, 18 de junio de 2012

CUANDO EL MÉDICO CEDE A LA PRESIÓN, LA SALUD DE SUS PACIENTES SE RESIENTE.

“Cinco minutos por visita, hemos de ser productivos”.

En 5 minutos usted debe hacer un diagnóstico y prescribir un tratamiento. Esto ocurre tanto en servicios de salud públicos como privados. La única diferencia en ocasiones es que la decisión de realizar la visita de la forma más rápida posible la toma la empresa en el caso de que el médico está contratado por tiempo o el médico en el caso de un contrato por servicios.

Posiblemente el médico tenga claro qué debería hacer en muchos caso en que no hace lo que piensa. Intentaré poner un ejemplo que se encuentra a kilómetros de nuestro ámbito y así nadie se sentirá identificado directamente, pero muy posiblemente verá ejemplos propios o de colegas cercanos.

La FDA no aprueba el tratamiento con lansoprazol en menores de 1 año para el reflujo. Pero en el año 2010 se recetaron en EEUU 358.000 envases de lansoprazol a menores de 1 año.

Si se pregunta a los pediatras estadounidenses por el uso de lansoprazol en caso de reflujo prácticamente todos opinan:

“Es rarísimo precisar el uso de un IBP (como por ejemplo el lansoprazol) en caso de reflujo en bebés, las ventajas no superan a los inconvenientes, la secreción gástrica es una de las barreras antimicrobianas más potentes en los bebés y los previene de posibles infecciones como las neumonías. Utilizar un IBP incremente el riesgo de sufrir neumonías o otras infecciones”.

¿Porqué si los pediatras tenían claro que la utilización no estaba indicada lo utilizaban? Pues no lo sé, pero intuyo que la presión de los padres por solucionar el problema del reflujo hace que la decisión de informarles del los pros (inmediatos) y los contras (a largo  plazo) para educar a estos padres y que entendieran la decisión de tratamiento del médico, precisaba de más tiempo que prescribir una solución para el síntoma, aunque fuera eso de: “peor el remedio que la enfermedad”.

Por tanto pienso que las presiones desde la empresa, por parte de los usuarios o del mismo médico cuando “cobra a tanto la pieza”, provocan que se tomen las soluciones más rápidas pero no la smejores. Vaya cómo si cuando llamamos al albañil para arreglar una gotera, nos pusiera un cubo en el suelo y nos dijera: ¡Ya está!.

jueves, 10 de mayo de 2012

La Iglesia Católica ¿Asumirá responsabilidades por secuelas eternas?


Hoy leo la noticia: “Un falso cura ejerció durante 7 años en una parroquia sevillana”. Y en el artículo leo que según la conferencia episcopal: “En el caso de la eucaristía, la penitencia y la unción de enfermos, son «actos inválidos pues requieren la potestad del Orden».

Yo me pregunto: en el caso de confesiones de pecados mortales ¿estos no estarán perdonados”. ¡¡Vaya faena!!, un feligrés que hubiera confesado un pecado mortal o hubiera sido extremaunciado y falleciera posteriormente, ¡¡está condenado al infierno por TODA la eternidad!!.

Pienso que los familiares de fallecidos católicos que hubiesen sido confesados o extremauciados por ese falso cura que aceptó el Obispado de Sevilla, deberian solicitar por la via civil una indemnización por los daños causados, que en este caso desbordan el término “secuelas permanentes”  o sea para toda la vida, para entrar en el término “secuelas eternas" o sea permanentes para toda la eternidad”. Pienso que no debe ser muy bueno estar condenado por toda la eternidad al Infierno. Con el añadido de una increible afectación anímica para sus familiares y allegados que deberían decidir en el caso de querer ir al cielo, no volver a encontrarse con el familiar condenado o aceptar ir al infierno para poder realizar el reencuentro.

Como pueden ustedes imaginar la indemnización debería ser muy importante, por tanto desde aquí animo a que en los casos descritos se realize una demanda civil al Obispado de Sevilla y subsidiariamente a la Conferencia Episcopal Española y el Vaticano. 

Si saliera bien me podeis invitar a un refresco con chips por la idea.

martes, 27 de marzo de 2012

LOS RECORTES SANITARIOS Y NUESTRO MODELO EXPANSIVO DE MORBILIDAD, UNA MALA COMBINACIÓN PARA NUESTRA ESPERANZA DE VIDA.

En nuestro país en los años 50 la esperanza de vida de los ciudadanos al nacer era de 62 años, o sea que no era muy normal llegar a jubilarse, las patologías agudas acababan con la vida de muchos ciudadanos y la aparición de las patologías crónicas sobre los 50-55 años de vida como la diabetes, la hipertensión arterial o la EPOC tenían habitualmente un breve recorrido de 5-10 años. En muchos casos la primera agudización grave de un paciente EPOC acababa con su vida.
Gracias a la mejora de respuesta sanitaria y también a la mejora de la calidad de vida, un ciudadano que en 1950 tenía 60 años y una esperanza de vida de 4-5 años, en 2011 ha pasado a tener una esperanza de vida de más de 22 años. Hasta 1970 un EPOC, diabético o hipertenso que presentaba una complicación grave tenía un 50% de posibilidades de fallecer inmediatamente por el proceso o durante el año siguiente a haberlo presentado.
Por tanto el modelo que hemos conseguido para incrementar en 60 años (1950-2010) más de un 33% la esperanza de vida de los ciudadanos de nuestro país (de 62,1 años en 1950 a 82 años en 2010) es un modelo expansivo en relación a la morbilidad, tenemos más ciudadanos vivos, pero también tenemos más ciudadanos enfermos.
Voy ha intentar realizar una comparación de los costes en farmacia de los ciudadanos (con precios a día de hoy) entre 1950 y 2011.
Un ciudadano de nuestro país al llegar a los 50 años de edad ha gastado unos 3.762 € de media en fármacos, en los siguientes 10 años de los 50 a los 59 años gastará unos 2.548 €, de los 60 a los 69: 5.080 €, del los 70 a los 79: 7.500 € y a partir de los 80 unos 840 € por año de supervivencia.
Por tanto con costes actuales un ciudadano de 1950 hubiese gastado unos 7.210 € en fármacos, en 1980 con una esperanza de vida de 75,62 años unos 15.380 € y en 2011 con una esperanza de vida de 82,9 años unos 20.570 €.
Por tanto las mejoras en el tratamiento de los pacientes crónicos si bien producen una clara mejora de su supervivencia, generan una situación de aumento de costos que nos produce una clara disminución en la calidad del proceso que ha llevado a la mejora de la supervivencia, es claro que un aumento de calidad si produce un marcado encarecimiento del coste del producto no es la opción más deseable.
Posiblemente he realizado un análisis muy sencillo, pero esta sencillez me sirve para evaluar que con seguridad que nuestro modelo de expansión de la morbilidad no tiene un buen futuro y es preciso iniciar ya un modelo contractivo de la morbilidad que nos lleve a retrasar las edades de inicio de las patologías crónicas, para conseguirlo no debemos actuar en la oferta sanitaria si no en las actitudes de nuestros ciudadanos y esto nos lleva a actuar antes de que estén enfermos.
Por tanto no solo precisamos de un paciente activo y co-rresponsable sino de un pre-paciente activo y co-responsable, dicho de otro modo ciudadanos activos, ya que en su misma definición han de ser co-responsables.
Hemos progresado en el tratamiento de las enfermedades que es lo que creíamos era nuestro objetivo, ahora a llegado el momento del cambio de paradigma, ha llegado el momento de aprender a cómo no enfermar y ahí tengo claro que no lo conseguiremos sin la complicidad de los conciudadanos a los que ofrecemos servicio.
La idea de disminuir el gasto sanitario recortando los recursos destinados al tratamiento de las patologías sin cambiar el modelo expansivo de morbilidad, lógicamente solo funcionará si se logra la disminución de la esperanza de vida y creo sinceramente que los ciudadanos de este país nos merecemos mejores ideas de nuestros gobernantes.

jueves, 1 de marzo de 2012

RAJOY Y LOS ILUSOS. O "todo el monte es orégano".

Vamos a ver si soy capaz de entender una situación muy rara producida por el Sr. Rajoy y sus acólitos:

El Sr. Rajoy y el PP anuncian que tendrán los presupuestos para el 29 de marzo pero por otra parte están negociando con la UE la posibilidad que nos acepten una rebaja del déficit menor a la inicial impuesta del 4,4% del PIB. Anunciando ayer al menos en dos ocasiones que “bajaremos el déficit todo lo que podamos”.

Yo me pregunto: Rajoy y el Gobierno de España es capaz de ir a negociar a la UE sin datos o sea sin los presupuestos de 2012, con lo que la UE no puede de ningún modo evaluar la capacidad de reducción del déficit. O es que ya están los presupuestos hechos y no quiere que el resto de los españoles nos enteremos de lo que van ha hacer antes de unas elecciones autonómicas (Andalucía).

Ante esta situación creo que una de dos:

O piensa que en Bruselas son unos ilusos o piensa que los ilusos somos los ciudadanos españoles.

martes, 31 de enero de 2012

MI ABUELA Y LA SOLUCIÓN A LA CRISIS. O DE CUANDO EL REMEDIO MATA AL PACIENTE.

RECORTES es la solución que nuestros políticos, lo cuál me lleva a pensar qué vaya usted a saber dónde han aprendido o quién les ha enseñado economía, aplican como solución a una situación de crisis ¿financiera? ¿económica? ¿de confianza? ¿etc.?, ¿etc.?... los RECORTES.

Si esto de la economía la hubiese llevado mi abuela que con dificultades escribía su nombre en un papel, seguramente lo hubiera hecho mejor.

Mi abuela sabía por experiencia que cuando se tenía más comida, esta se guardaba, bien salándola, ahumándola, haciendo escabeche, conserva en aceite, embutidos, etc.. A mi abuela nunca se le hubiera ocurrido cuando se mataba el cerdo, comérselo todo y además ya que había mucho cerdo, pedirle prestado medio cerdo más al vecino también para comérselo.

Mi abuela, podía pedir prestado cuando se quedaba sin recursos, pero nunca lo hacia para poderse dar un gran atracón cuando ya disponía de comida. Vaya, que mi abuela y John Maynard Keynes, al cual no conocía ni del que tenía ninguna referencia, pensaban lo mismo: Se ha de ahorrar y recortar en tiempos de “vacas gordas” para poderlo aplicar cuando se necesite en tiempos de “vacas flacas”.

Nuestros políticos no le han hecho caso a mi abuela y tampoco a Keynes. Cuando los ingresos del estado superaban las necesidades de gasto, en vez de ahorrar gastaban más, y ahora que estamos pasando hambre, resulta que piensan en comer menos para solucionar el problema.

Creo que mi abuela pensaría que no comer es un mal remedio para la desnutrición...

...y en esto de la economía mi abuela está más cerca de Keynes que nuestros políticos.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

DEJAR DE HACER PARA MEJORAR.

Existe una fábula sobre leñadores en múltiples versiones, el leñador que va a buscar trabajo, el leñador joven y el leñador viejo, el campeonato de leñadores. Muchos de los lectores supongo que la conocerán pero no he podido abstraerme de citarla en estos tiempos donde parece ser que “hemos de hacer” como sea y que la velocidad es altamente necesaria para el cumplimiento de objetivos.

La versión de la fábula que les escribo es la de Joseph O´Connor y Robin Prior que se encuentra en su libro: “La Venta con PNL”:

En Canadá se celebró un campeonato mundial de leñadores. Los dos finalistas eran acérrimos enemigos. A cada uno se adjudicó una zona igual de bosque y empezaron a talar al mismo tiempo. Al cabo de una hora, el leñador Joe oyó que el leñador Fred dejaba de cortar. Así pues, se puso a talar con mayor energía para aprovechar aquella pausa de su competidor. Transcurridos diez minutos, Fred empezó de nuevo.

Durante las cinco horas que duró la competición, Fred hizo una pausa a cada hora. Joe lógicamente, creía que había ganado, y con una apreciable diferencia; después de todo, él mismo había oído que Fred descansaba diez minutos a cada hora. Para su gran sorpresa, cuando se realizó el recuento final quedó claro que Joe había perdido. Despechado y desilusionado, fue en busca de Fred para pedirle una explicación, y le preguntó cómo se las había arreglado para talar tantos árboles y, además, detenerse a descansar a cada hora.

Fred contestó:

“No descansaba, sólo estaba afilando el hacha”

jueves, 1 de diciembre de 2011

El CONSELLER DE SALUT, UN “LOCO”, UN “MÁRTIR” O UN “ILUMINADO”.

No tengo clara la estrategia del Conseller de Salud  Sr. Boi Ruiz, con lo cual no sé si es un "loco", un "mártir" o un "iluminado".

Dos de las últimas propuestas son al menos en análisis inicial propias de alguien que o bien no sabe lo que dice o bien dice lo que le conviene a su agenda oculta y entonces sí sabe lo que dice, pero nosotros no sabemos porqué lo dice.

En relación a el copago de los fármacos, el hecho de que un ciudadano de Catalunya haya de abonar una parte del precio del medicamento entra en conflicto por discriminación con el resto de los asegurados del Estado. Bien que el copago o es para todos o no lo es para nadie.

En el otro caso, que tiene todos los aspectos de ser un “globo sonda”, en el cual manifiesta que los ciudadanos con rentas más altas habrán de adquirir un seguro privado de salud. Presenta dos situaciones de conflicto:

  1. ¿Los que más pagan por tienen menos derechos?. Y no creo que se les descuente el 50% de los impuestos, ya que eso es el coste del presupuesto de salud en relación al presupuesto general.              
  2. ¿Se puede privar a alguien un derecho que tipificamos de universal?

La otra posibilidad, es que ya tenga la estrategia cuando se le replique: "usted no puede hacer eso", y el Sr. Boi Ruiz argumente:

1.      Catalunya es la comunidad con la peor relación entre lo que paga y recibe, por tanto ya existe en el Estado la situación de quién más paga menos recibe.
2. En Catalunya por ejemplo, hemos de pagar por ese famoso ordenador que deberían tener todos los alumnos de educación obligatoria y en otras comunidades los pagamos entre todos. Por tanto ya existe esa discriminación entre ciudananos del Estado que han de pagar por un producto o servicio  que para otros es gratuito.

Agradecería a los lectores votaran en las posibilidades en la encuesta de la derecha.